14 may. 2010

La investigación según Caja Madrid sigue sin ser fascista

Entrada y espera en un lugar invadido por una inmensa escultura metalizada.
Entrevistas en una sala presidida por una sóla persona, varón para ser exactos, emérito varón, sobre una mesa de roble envejecido, ¿para qué más?, ¿acaso nos hemos equivocado antes en la historia por las decisiones tomadas por un señor?; ¿es usted partidista? Si la respuesta es positiva, le vamos a realizar un interrogatorio con intención de que mida cada una de sus palabras. Y cuidado, que aquí odiamos a los rojos, a los que provocaron revisiones culturalistas, a los que practican diariamente un idioma bárbaro y a los feos. Pero no temas, pues somos reyes de lo absurdo y amamos provocar a la inteligencia y al sentido común: de todas formas, la decisión la tomamos antes de que entrases por esa puera... tu proyecto nos importa una mierda. A quién necesitamos es a tí.

No hay comentarios: