13 nov. 2008

¡Qué investiguen ellos! Al Congreso de los Diputados (ETT de investigación): ¡qué no nos ayuden!

El Observatorio de la Investigación en Aragón ha constatado que hay elementos suficientes para pensar que la apuesta de los políticos españoles no es la mejora de las condiciones de vida de los investigadores españoles. Tras una nota publicada por Europa press [1] uno puede darse cuenta de varias cosas, pero la principal es que en España parace que los políticos y los Congresos nos tratan a los investigadores y a los ciudadanos en general de "pobres de espíritu."

Pero cuando a un investigador, y a su Federación, se le dice que una "ayuda para la realización de tesis" no es en nada comparable a una "beca de investigación" y que son dos cosas radicalmente distintas, sinceramente, no sólo roza el insulto, sino que se define a la perfección qué entiende el Congreso de los Diputados por "tesis" y por "investigar."

Para empezar, consideran que hacer una tesis no es necesariamente investigar. Lo cual es bueno saberlo, ya que a todos los investigadores predoctorales no los van a considerar por igual. Al menos, unos, definidos como "realizadores de tesis," en el mejor de los casos, o como "ayudados," en el peor. No son ni investigadores, ni trabajadores, ni estudiantes, sino que hacen la tesis. En segundo lugar, esto implica que hay varios tipos de doctorandos: los que "investigan," y que por lo tanto reciben una "beca de investigación" y los que hacen la "tesis" y reciben "ayudas." Esta introducción de elementos atenta contra la pretendida igualdad que, en principio, se supone que se defendía en un Congreso de Diputados europeo. Donde se hacen las leyes, mejor aún, donde se ha hecho la ley que la Federación de Jóvenes Investigadores quería hacerles cumplir, primero, a ellos mismos. Así las cosas, en España hay dos clases de doctorandos reconocidos "congresualmente." Unos de primera y otros de segunda, en función del empleo de términos "beca de investigación predoctoral" (ya que eso dice el articulado del Estatuto del Personal Investigador en Formación)o "ayuda para la realización de tesis."

Se escudan diciendo, además, que ellos no dirigen las tesis, por lo tanto actuarían como la relación entre empresa que otorga y dirige un trabajo y la "empresa temporal," al modo de una ETT de investigación. Esta es la vocación del Congreso en cuanto a la investigación: desregularizar lo poco que estaba regulado, convertirse en una ETT de investigación, e investigar. Esto es aún más lamentable, creemos. Porque si vamos a la práctica, veremos que muchos de esos becarios tienen como única fuente de ingresos ese tipo de "ayudas." Así ocurre en numerosísimas ocasiones.

Por último, el ejemplo y la jurisprudencia que puede sentar este caso podría bien dar al traste con la esperanza de tener, algún día, a todos los investigadores e investigadoras con contratos. Si un Congreso que ha hecho la ley busca la manera de subvertirla... no hace falta ser un cerebrito, todas las abuelas lo dirían bien claro: "hecha la ley, hecha la trampa." Sus señorías -con sus servicios jurídicos expertos- saben, mejor que nadie, de este asunto. Para eso están alli. Para hacer la ley, y para hacer la trampa.

Llegados a este punto, es cuestión de preguntarse si los servicios jurídicos del Congreso de los Diputados, apoyados por sus señorías -se entiende-, estaban estableciendo dos categorías de doctorandos al emitir esta respuesta o, simple y desgraciadamente, estaban maquinando cómo justifiar que no debían aplicar su ley. Tanto una opción como la otra nos augura años de calle -tanto laboralmente hablando como de lugar de expresión y parlamento alternativo-... Así las cosas, pensamos que es preferible lo siguiente:

- ¡Qué no nos ayuden!
- y ¡qué investiguen ellos!

PD: si eres joven investigador o investigadora, te gustan los idiomas y tienes una vocacion: lo mejor que puedes hacer es emigrar de este país. ¿Cuantas pruebas necesitas más?


[1] El Congreso responde a Jóvenes Investigadores que sus ayudas para tesis no implican cotizaciones a la Seguridad Social. MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

http://www.europapr ess.es/epsocial/ ciencia-00418/ noticia-congreso -responde- jovenes-investig adores-ayudas- tesis-no- implican- cotizaciones- seguridad- social-200811071 43353.html


"El Congreso de los Diputados precisó hoy, ante la denuncia de la Federación Jóvenes Investigadores (FJI) sobre un supuesto incumplimiento de la legalidad en sus ayudas a la investigación, que la Cámara no convoca becas de investigación, sino ayudas para la realización de tesis que, por tanto, no implican cotizaciones a la Seguridad Social, ni relación laboral con el Parlamento y ni siquiera exige la presencia en las dependencias de la institución.

La Federación Jóvenes Investigadores (FJI) anunció hoy su intención de llevar al Congreso ante la Inspección de Trabajo alegando que la Cámara Baja no aplica el Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF), que establece dos años de beca con derecho a cotizaciones a la Seguridad Social, seguidos de dos años de contrato laboral (modelo 2+2).

Un portavoz oficial del Congreso precisó a Europa Press que la Cámara Baja no convoca becas como las reguladas en ese estatuto, sino que otorga unas ayudas para la realización de tesis doctorales. Por tanto, no caben cotizaciones a la Seguridad Social, ni contrato laboral alguno con la institución. De hecho, el Congreso no dirige las tesis ni requiere la presencia cotidiana de los beneficiarios en sus dependencias."