22 oct. 2011

Frente a la extorsión de ex-becari@s ¡insumisión fiscal e indignación total!

La corrupción del régimen español actual alcanza unos límites insospechados: ¡el Estado español pone en venta los años de explotación de l@s becari@s! Por una insumisión fiscal.

Hasta la llegada de la crisis, las administraciones públicas del Estado español y las empresas de investigación estuvieron desvalijando las arcas de la Seguridad Social, gracias al fraude cometido al no declarar a sus becari@s. Esta práctica sistemática fue restringiéndose debido a la acción colectiva de las precarias, quienes tuvieron que hacer el trabajo que los sindicatos mayoritarios a cuenta del Estado no querían hacer.

Ahora, en plena crisis, a la Seguridad Social se le ha ocurrido encajar unos fondos extras. ¿Cómo? Dándole a l@s antigu@s becari@s la posibilidad de recuperar ciertos derechos (pero no el paro) a cambio de 150 € al mes por mes de explotación, hasta dos años máximo. Según El Pais, «cada cotizante podrá recuperar hasta un máximo de dos años (si es que trabajó tanto tiempo como becario), sea cual sea su edad. Para ello deberá suscribir un convenio especial con la Seguridad Social -se podrá hacer desde el 1 de noviembre y hasta el 31 de diciembre de 2012- y abonar 150 euros por cada mes rescatado. Así, quien quiera anotarse como cotizado un año de prácticas remuneradas deberá abonar 1.800 euros en total».

Si la Seguridad Social pretende hacer caja que lo haga con los explotadores y no a costa de las víctimas de este sistema de explotación encubierto. La única respuesta es la insumisión fiscal y la indignación total. Las estrategias de insumisión fiscal completa son la única manera de hacer frente a los abusos de esta administración gobernada, cada día más, por corruptos, con la ayuda de unas pocas colaboracionistas. Despedir a becar@s no parece ser suficiente, sino que ahora pretenden lucrarse con su situación de abuso. La inmoralidad de este sistema debe llevarse hasta la oposición total al mismo, ya sea por canales sociales, políticos, científicos, culturales o fiscales.

La propuesta de INSUMISIÓN FISCAL pretende extenderse a sindicatos no corruptos y al colectivo de prekarios, pero sin duda necesitaremos ayuda de los objetores fiscales organizados, ciudadanía en general, etc. etc., siempre que no pretendan enriquecerse.


La campaña de insumisión fiscal puede basarse en los puntos siguientes:

1. Estimar el patrimonio robado al prekariado.

2. Reclamar este patrimonio robado y obligar a la Seguridad Social a reconocer los años de explotación por años de cotización, sin impuestos revolucionarios ni extorsiones mafiosas de tal calado. Los coste de ello que recaigan sobre las instituciones y empresas que se aprovecharon en su día.

3. Exigir el reconocimiento oficial de la explotación ejercida y la restitución y compensación del daño moral, el económico y cualquier otro tipo de daño consecuente.

Formas de acción:

a. Rechazo a pagar los 150€ de extorsión de los aparatos económicios de este Estado corrupto.

b. Protestas formales e informales, a voluntad.

c. Organización de una campaña de insumisión fiscal indefinida y total del IRPF hasta que no acepten los puntos anteriores